Si no es sostenible, no es desarrollo

La tregua para la naturaleza parece haberse acabado, ignorado o quizás sobrevalorado.


A pesar de este confinamiento forzado donde algunos soñamos con una nueva normalidad, otros sólo se empeñan en volver a repetir la antigua, cargando consigo el costo más alto que seamos capaces de pagar.

Este es el caso de la Región Delta del Paraná, donde más de 2.500 has. de pastizales han sido quemados desde inicios del 2020. Aunque esta práctica insostenible data de años, se agudizó en las últimas semanas debido al accionar de productores ganaderos quienes, de manera clandestina, insisten en un modelo agroecosistémico obsoleto y destructivo para el ambiente, la biodiversidad y la salud de los seres humanos.

El gran humedal Entrerriano suele ser uno de los sitios más productivos del país. Allí surge una importante diversidad biológica y funcional, que promueve un ambiente de altísima heterogeneidad, diversidad y complejidad necesario para el equilibrio ecosistémico que incluye a varias provincias.

Esto demuestra que su protección y conservación trasciende el pedido de la Ley de humedales.

Mientras las poblaciones demanden y las leyes no se apliquen rigurosamente seguiremos condenados a padecer los efectos de la necedad humana.

Para merecer un ambiente sano, debemos involucrarnos.



¡Sin planeta no hay economía que valga!.



REDACCIÓN:

Emilia Creche

Integrante de Agenda Ambiental Salta.

Técnica Superior en Gestión Ambiental, Diplomada en Educación Ambiental y promotora oficial de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Argentina.


Otras publicaciones de Emilia:

iconosredesMesa de trabajo 4.png

+54 9 11 3297-6339

Redes sociales

Colombia

iconosredesMesa de trabajo 6.png
iconosredesMesa de trabajo 5.png
iconosredesMesa de trabajo 3.png
linkedin (6).png
iconosredesMesa de trabajo 2.png

Argentina

iconosredesMesa de trabajo 5.png
iconosredesMesa de trabajo 3.png
linkedin (6).png