Julio Sin Plástico: ¿Qué es y cómo apoyar esta campaña?

La contaminación con plásticos es una de las mayores problemáticas ambientales que enfrenta el mundo. Las últimas proyecciones apuntan a que si no se actúa ya, el flujo anual de estos materiales que llegan al océano se triplicará en el año 2040.


Cada año llegan en promedio 11 millones de toneladas de residuos de plásticos a los mares, afectando a 2144 especies de animales. ¿Te imaginas esa cantidad de residuos? Lo increíble es que esta cifra puede llegar a 29 millones de toneladas en las próximas dos décadas.


Lo más complejo es que se trata de un problema que se presenta desde hace muchos años y por eso es necesario tomar acciones que permitan mitigar ese impacto.

En 2011 la organización Plastic Free Foundation propuso un proyecto para invitar al mundo a reducir su consumo de plástico, esa iniciativa se llamó Plastic Free July (Julio sin plásticos), un movimiento que tiene como objetivo incentivar a que millones de personas sean parte de la solución de la contaminación de plásticos. Según Plastic Free Foundation, esta estrategia ha vinculado a alrededor de 365 millones de personas en 177 países a dejar de consumir plásticos al menos por un mes.



Foto de Jasmin Sessler en Unsplash

¿Por qué es tan importante reducir el uso del plástico?

Los plásticos son productos altamente contaminantes ya que permanecen durante cientos de décadas, poniendo en riesgo la vida silvestre y liberando toxinas que afectan el ambiente.

Como si esto fuera poco, también tienen incidencia en el calentamiento global debido a que la mayoría están elaborados con sustancias químicas que provienen de la producción de combustibles fósiles que calientan el planeta.



Cada año ocho millones de toneladas de plástico van a parar a los océanos. Una gran parte de esos desechos va a parar a las playas, quedan a la deriva en la superficie de los océanos, o invaden los fondos marinos descomponiéndose en micropartículas. Seguramente viste especies marinas, ya sean peces o tortugas atrapados en plástico, esta es sólo la parte visible del problema.


Hoy en día, es sabida la presencia de una concentración alarmante de plástico en el océano. Se cree que para el año 2050 habrá más plástico que peces en nuestros océanos ¡Alarmante!


Dicho todo esto, sabemos que es imposible evitar el uso de plástico por completo, pero si somos más conscientes a la hora de comprar estaríamos ayudando muchísimo al planeta.

Debemos empezar de a poco (esta vez en el mes de Julio) y eventualmente esas pequeñas acciones se repetirán y se volverán un hábito, de esta manera también seremos ejemplos e inspiración para muchas personas, y estas serán ejemplos para otras.


Hoy en día, cada vez hay más personas conscientes de las problemáticas ambientales asociadas a nuestros hábitos de consumo y de producción, y esto es fundamental, como un primer paso. ¿Te animas a pasar al segundo escalón? Y ¿Cambiar la preocupación por acción?


Para fabricar una bolsa de plástico, se necesitan muchos recursos, para finalmente usarlos una sola vez ¿Por cuánto tiempo? ¿15 minutos? y que luego van a parar a los vertederos (contaminando el suelo, aire y agua) ó a los océanos. En el mejor de los casos, estos plásticos pueden ir a los contenedores de reciclaje pero te aseguramos que hay posibilidades mucho más sustentables que pueden ser “no generar o reducir los plásticos desechables”.


Les dejamos 7 tips que pueden ser útiles para reducir el consumo de plásticos:

  1. Evita el uso de bolsas, botellas o pajitas de plástico, elegí opciones reusables o compostables.

  2. Detente a pensar qué basura puedes eliminar y cómo hacerlo adecuadamente.

  3. Realiza tus compras a granel si es posible, así evitamos envoltorios de plásticos de un solo uso.

  4. Cocina tu comida en la medida que puedas, así evitamos envoltorios de plásticos de las comidas rápidas.

  5. Cuando vayas de compras lleva tus bolsas reutilizables.

  6. A la hora de comprar un producto, piensa si realmente lo necesitas, debemos tratar de reducir y evitar consumir más plástico, o en todo caso, si realmente lo necesitamos que sean amigables con el ambiente.

  7. infórmate y ten paciencia para crear nuevos hábitos, al principio puede resultar tedioso, pero con pequeños cambios notaremos la diferencia en nosotros mismos por realizar un bien, y ni que decir nuestro planeta, que tantos recursos nos provee día a día.


Foto de Jasmin Sessler en Unsplash

Sabemos que al comienzo puede ser complicado, pero por algún lado tenemos que empezar, y ¿Qué mejor momento que empezar ahora con la campaña de Julio sin Plástico, viviendo la experiencia y así formando un hábito que ayudará al planeta?

Debemos sacarnos esa cultura de usar y tirar, con más razón con un material que dura tantos años como lo es el plástico. En nosotros está elegir si queremos hacerlo una vez, por todo el mes o siempre.

¡Anímate a dar el primer paso!

REDACCIÓN:

Belén Franco

Agenda Ambiental Paraguay

Ingeniera Ambiental, trabajo en una empresa que ofrece productos biodegradables, trato de impulsar siempre la sostenibilidad, amo mucho la naturaleza y me apasiona crear conciencia sobre el ambiente.

Contacto: beli.franco46@gmail.com

www.linkedin.com/in/beli-franco/