¿Es verdad que hay Hoteles Eco Friendly?

En esta nota te contamos acerca de ellos y cómo poder identificarlos y elegirlos para tus próximas aventuras.


¿Sabías que existen hoteles que son amigables con el ambiente?

Desde abril de 2020, el turismo en la región se ha detenido en gran parte como resultado de la pandemia de COVID-19. Esta parálisis del sector de turismo no solo ha afectado fuertemente a la economía, el empleo, sino también a muchas comunidades locales en América Latina, y esto hizo que muchos hoteles adoptaran volverse ecológicos.


Entonces, ¿Qué es un hotel ecológico o eco-friendly?

Un hotel eco-friendly es aquel que respeta y está integrado al ambiente que los rodea, desde su arquitectura, gastronomía y actividades ecoturísticas, contribuyendo al progreso y a la mejora de la comunidad a la que pertenece.


En este tipo de hoteles se deja un poco de lado a la tecnología para crear una conexión más profunda entre el ser humano y la naturaleza.


La infraestructura es igual a la de un hotel convencional pero no dejan de lado la conciencia social para ayudar al ambiente que les rodea.

La arquitectura de un hotel con estas características debe estar integrada al entorno, respetando la flora y fauna del lugar, buscando reducir el consumo de energía, apostando por el desarrollo sostenible, donde se tiene en cuenta el entorno y el aprovechamiento de los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para lograr que los consumos de energía para refrigeración, calefacción y agua sean mínimos.


El uso de energía renovable o tecnologías sostenibles son unos de los puntos que los distingue, algunos usan materiales de tela natural para la decoración así como la instalación de paneles solares, la creación de composta y el desarrollo de sistemas para reciclaje de materiales y de agua.


Las energías renovables no se extinguen; limitan el efecto invernadero; son limpias (su modo de obtención o uso no emite subproductos que perjudiquen al ambiente); frenan la dependencia de las importaciones energéticas; evitan el cambio climático, entre otros beneficios.


Foto de Jeremy Bezanger en Unsplash

Por ejemplo, la energía solar fotovoltaica abastece de electricidad al hotel en los días soleados, mientras que en los días ventosos (en algunas ocasiones nublados), son los aerogeneradores los que proporcionan energía al hotel.


El establecimiento ideal sería aquel que fuera autónomo para el aprovechamiento de cualquier energía, pero esto es todavía una realidad muy lejana, sobre todo en países de Latinoamérica.



La gastronomía de un hotel ecológico va más allá de las comidas. Inicia con la implementación de la agricultura biológica que es un sistema de obtención de frutas y hortalizas de la máxima calidad, utilizando métodos respetuosos con el ambiente. Por ejemplo cuentan con sus propios invernaderos y sistemas de cosecha sostenible, como la hidroponía, que les permite brindar a sus huéspedes verduras, frutas y hierbas frescas, sin pesticidas. También utilizan ingredientes orgánicos de productores locales.


En cuanto a las actividades ecoturísticas de un hotel ecológico, estas no solo aportan diversión, sino también ayudan a concientizar sobre el cuidado de los paisajes que visitan, por mencionar algunas tenemos, el senderismo, paseos en bicicleta y el montañismo.

Un dato curioso es que algunos hoteles principalmente en Europa cuentan con “Certificaciones de Calidad Ambiental para alojamientos hoteleros”, ¡puedes investigar sobre eso a la hora elegir uno!


Espero que esta información sea de utilidad y te sirva de ayuda a la hora de elegir hoteles en tus vacaciones, y disfrutes del ecoturismo en tu país y el mundo.

 

REDACCIÓN:

Belén Franco

Agenda Ambiental Paraguay


Ingeniera Ambiental, trabajo en una empresa que ofrece productos biodegradables, trato de impulsar siempre la sostenibilidad, amo mucho la naturaleza y me apasiona crear conciencia sobre el ambiente.

Contacto: beli.franco46@gmail.com

www.linkedin.com/in/beli-franco/