El agua y su problemática mundial



El agua está presente en todas nuestras actividades, bienes y servicios ecosistémicos que pensemos. La usamos para beber, cocinar, regar, bañarnos, entre muchas otras cosas. Pero también, aunque no la veamos ni sea muy fácil medirla, está presente en todos los productos que consumimos


Disponibilidad del agua

Nuestro planeta está cubierto en sus ¾ partes de agua, pero sólo el 2,5 % es agua dulce. Y sólo una pequeña parte del agua dulce es la que habitualmente está disponible para su uso.

Del 2,5% del agua dulce del mundo, el 70% son glaciares y el 30% son aguas subterráneas de difícil acceso. Así que menos del 1% del agua del mundo está disponible para consumo humano.

De ese 1%, el 69% está destinada al sector ganadero, el 19% al sector industrial y 12% al sector municipal (o sea, la que usamos nosotros)

Funcagua

El agua existe en un continuo estado de flujo en todas sus fases (sólida, líquida, gaseosa) que es dirigido por gradientes de energía actuando en los procesos físicos de condensación, evaporación, transpiración, precipitación, infiltración, escurrimiento, flujo subsuperficial, congelamiento, y derretimiento.


Fundación Aquae

El agua es un recurso renovable, pero con patrones que varían en tiempo y espacio

El hecho que el recurso sea renovable, o no, depende de la velocidad de la tasa de uso respecto de la velocidad de renovación del recurso y de su uso sustentable (Spoiler: no siempre hacemos un uso sustentable)


¿Cúal es la problemática mundial del agua?


1- Población mundial y extracción de agua

La población mundial aumentó 4.4 veces en el último siglo y sigue aumentando (se estiman 6300 millones más de personas para el 2050), mientras que la extracción de agua aumentó 7.3 veces durante el mismo período →La extracción mundial de agua aumentó 1,7 veces más rápido que la población mundial.

hAQUASTAT - Sistema mundial de información de la FAO sobre el agua en la agricultura

AQUASTAT - Sistema mundial de información de la FAO sobre el agua en la agricultura


2- Uso no sustentable y escasez

No todas las regiones tienen la misma disponibilidad de agua en sus territorios, y el manejo que hagan con ella es clave para asegurar su continuidad.


Nos referimos al uso sustentable del agua cuando en una región no se usa más agua que la que se puede reponer.


Es importante remarcar que lo que se haga en una parte de un sistema hidrológico (una cuenca o un acuífero) puede impactar en otra parte de ese mismo sistema, por ende, hay que tener en cuenta todos los impactos sobre el ciclo del agua


Cuando el uso del agua no es sustentable, el agua termina escaseando...

¿Cuando hay escasez de agua? Cuando la demanda supera la oferta disponible.


Demanda se ve incrementada por:

  • Tasa de crecimiento de la población (que ya vimos que está en aumento)

  • Cambios en los patrones de consumo

  • Cambios en el uso de la tierra y patrones de uso del agua

Oferta disponible, limitada por:

  • Fallas en la planificación

  • Infraestructura hidráulica inadecuada

  • Disponibilidad física del agua en sí misma (depende de condiciones climáticas y geo-morfológicos)

  • Deterioro en la calidad del agua

Un ejemplo del uso no sustentable del agua es el caso del Mar de Aral, Asia Central. Fue el cuarto lago más grande del mundo y ahora está prácticamente seco convirtiendo el espacio en un desierto.

El Mar de Aral, entre Uzbekistán y Kazajistán, que tuvo una superficie de unos 67.300 kilómetros y que suministraba una sexta parte de todo el pescado que se consumía en la Unión Soviética, fue perdiendo flujo a medida que los ingenieros de la URSS desviaban los ríos que lo alimentaban para nutrir las secas estepas, con el objetivo de crear enormes campos de arroz y otros cultivos como el algodón para la fabricación de vestimentas.



La tercera Diario

3- Calidad del agua

Aunque quisiéramos, no todas las veces que encontramos agua dulce es potable ni utilizable para riegos. Esto influye directamente sobre la escasez, debido a que el agua que no cumpla con los estándares mínimos de salubridad no puede ser consumida ni utilizada


Más del 80% del agua servida del mundo no es tratada, ocasionando millones de muertes por año en los países en desarrollo. Los asentamientos urbanos son la principal fuente de contaminación.


Otras fuentes contaminantes son la descarga de materiales líquidos contaminados (ej. cloacas) y químicos de uso doméstico, contaminación del suelo (por el uso intensivo de agrotóxicos y fertilizantes), desplazamiento de tóxicos arrastrados por lluvias o aire, aplicación directa de químicos al agua, descarga de residuos industriales sólidos o líquidos y derrames accidentales.


4- Infraestructura


En algunas regiones, el problema no es la falta de agua dulce, sino la mala distribución del recurso.

En otras regiones, a la baja disponibilidad física del agua en sí misma se le suman la falta de infraestructura y el deterioro de la calidad del agua.


La mayor parte del agua dulce se utiliza para la agricultura con eficientes sistemas de riego.

Y dentro de las actividades agropecuariasla ganadería es lo que más consume y en la que se observa la mayor disparidad entre países desarrollados y en desarrollo.




De acuerdo con estimaciones de la FAO en el 2011, el sector agrícola usó el 70% de la extracción total del agua mundial.


A su vez, la demanda en los países desarrollados disminuyó en los últimos 20 años por el aumento en la eficiencia de su uso.



Actualidad

En un mundo donde las enfermedades relacionadas con el agua causan la muerte a más de cinco millones de personas por año (diez veces más que las víctimas de la guerra), donde 1000 millones de personas carecen de un servicio básico de suministro de agua potable, donde al menos 2000 millones de personas se abastecen de una fuente de agua potable que está contaminada por heces (se calcula que la contaminación del agua potable provoca más de 50. 000 muertes por diarrea al año) y donde se estima que 340.000 niños menores de cinco años mueren por año a causa de enfermedades diarreicas debido a la falta de higiene, o agua no potable es importantísimo que tomemos acciones para el cuidado del agua y su uso responsable



¿Qué podemos hacer?

  1. Exigir controles de contaminación puntual así como cuotas máximas de contaminantes de fuentes difusas o de consumo de agua)

  2. Restricción de determinados usos de la tierra

  3. Definición de áreas protegidas (sobre todo en las cuenca superiores)

  4. Determinar los requerimientos hídricos del ecosistema para qué saber cuanto debemos extraer de forma sustentable

  5. Determinar los derechos a servicios de agua dulce y la responsabilidad para su provisión.

  6. Incrementar la efectividad de la participación pública en la toma de decisiones

  7. Formar organizaciones de cuenca


En casa siempre podemos apostar al cambio desde nuestras prácticas responsables y amigables con el ambiente, como arreglar canillas con pérdidas, cerrar la canilla mientras lavamos los platos, o los dientes, darnos duchas cortas, recuperar el agua de lluvia para usar como agua de riego. También a la hora de vestirnos, no optar por el fast fashion y elegir ropa fabricada con productos reciclables o aguas residuales tratadas .

¿Se te ocurren otras acciones?


Contenido realizado en alianza con el área de responsabilidad empresarial de AYSA bajo el programa Soluciones por el Ambiente - AGUA.