¿Por qué debes plasmar tus ideas?: Historia de Agenda Ambiental

Nuestro futuro depende de lo que hagamos en nuestro presente, comienza a actuar ahora por la crisis socio ambiental.

¡Hola! Mi nombre es Victoria Gardella, tengo 24 años y soy co-fundadora de Agenda Ambiental. En esta nota quiero contarles cómo nació esta organización que está próxima a expandirse por toda América Latina con el propósito de unir a la comunidad ambiental.


Cuando era chica lo primero que veía cada vez que me mudaba de ciudad era basura, basura y basura, en todos lados y de todas las formas. Fue muy frustrante para mi ver que en la octava ciudad en la que vivía había basurales a cielo abierto contaminando el suelo, el aire y el mar.

Hoy en día vivo en Buenos Aires, Argentina pero durante mi adolescencia me he mudado muchas veces a otras provincias y también a otro país. Cada vez que me mudaba podía ver que las problemáticas ambientales existían en todos lados y por diferentes motivos. También pude observar que los diversos actores sociales teniendo los mismos objetivos no elegían trabajar en alianza, en este caso, por el cuidado ambiental.


Las problemáticas ambientales son situaciones con las que estamos en contacto a diario. Mientras lees esta nota se van a estar deforestando 70 canchas de fútbol de bosque virgen (1) y vendiendo más 5 millones de botellas de plástico. (2) ¡Super alarmante!


Al conocer estas problemáticas decidí estudiar una Licenciatura en Gestión Ambiental y comenzar a activar desde mi lugar. Fui voluntaria de muchísimas organizaciones sin fines de lucro con el objetivo de aprender y accionar realizando diferentes actividades. Fui profesora en escuelas, construí casas, planté árboles y colaboré en la comunicación de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.


En el tiempo que estudiaba la licenciatura conocí muchas personas con mis mismas preocupaciones, eso me alegró mucho ya que no estaba sola. Pero también observé que era difícil conocer las diferentes organizaciones, herramientas y acciones que existían en mi localidad ya que no había un espacio en el cual puedas ver todo lo que se desarrollaba en cada lugar. Como voluntaria de diversas organizaciones sin fines de lucro se hacía muy complicado llegar al público interesado en el cuidado ambiental, dependía de la red interna que cada uno tenía para difundir y compartir.


A raíz de este problema, creé Agenda Ambiental; una plataforma de educación y comunicación que conecta a la comunidad ambiental. Todo esto suena muy lindo pero comenzó con un perfil en las redes sociales, ¡algo muy simple!


Durante dos años colaboré con diversos actores para que sus acciones lleguen a más personas interesadas en la sostenibilidad pero siempre en el anonimato; tenía muchísima vergüenza o me preocupaba el qué dirán. ¡Muy absurdo! Con el tiempo me di cuenta que Agenda Ambiental no debía ser solo un perfil en una red social, podría ser mucho más pero dependía exclusivamente de mí y así decidí hacer mucho mucho más.


La red comenzó a crecer y crecer sin parar y nuestra misión llegó a Jujuy, de Jujuy a Córdoba, de Córdoba a Santa Cruz y ahora estamos en 22 puntos distintos de la Argentina; también en Colombia, gracias al gran trabajo de Andrés Felipe Pascuas. El interés de accionar en equipo por el desarrollo sostenible crecía rápidamente a través de la difusión, networking y eventos que realizamos cada día para la comunidad ambiental. ¡No lo podíamos creer!.

De un año a otro capacitamos a más de 15.000 personas, desarrollamos más de 100 eventos presenciales y virtuales, plantamos más de 10.000 árboles e impactamos a más de 100.000 personas en todo Latinoamérica. Si quieres conocer más sobre todo lo que hicimos, visita nuestro informe anual 2020.


Todos estos hitos se realizaron con voluntarios locales que conocen sobre las problemáticas del lugar, ya sea el barrio, la ciudad, provincia o país; unidos ayudamos a nuestro planeta de forma eficiente, porque nos empoderamos y nos retroalimentamos de conocimientos, experiencias y motivaciones de otros.

En equipo crecemos y exponemos problemáticas, organizaciones y acciones a nivel latinoamericano para que más personas puedan conocer lo que ocurre en sus comunidades, se motiven y se sumen al movimiento ambiental.


Lo ambiental es super amplio, eso lo sabemos, pero el accionar y el impacto debe ser transversal e implementarse desde diferentes áreas. Una solución aislada no sirve de nada. Trabajando unidos podemos impulsar campañas que concienticen, eduquen, denuncien y eviten el daño hacia nuestro planeta. No nos interesa si son gobiernos, empresas, grupos o individuos, lo primordial es querer actuar.


Una frase que nos acompaña en nuestro día a día y posiblemente la hayan escuchado es “Solos llegamos más rápido pero juntos llegamos más lejos” y hemos comprobado que así es. La crisis climática y las redes sociales no tienen fronteras, podemos aprovechar las nuevas tecnologías potenciando nuestro impacto. Podemos empoderarnos y comenzar a actuar, quizá primero desde nuestra casa, escuela, barrio o localidad.


Siempre debemos pensar globalmente actuando localmente teniendo en cuenta que todo ayuda y que el tiempo es valioso.

Nuestro futuro depende de nuestro presente, y el planeta tierra confía en que hagamos lo correcto.


¿Y tú qué quieres hacer?



1. Global Forest Watch

2. Euromonitor International